"No convirtáis la Casa de mi Padre en un mercado" (Jn 2, 13-25)

lunes, 25 de abril de 2011

Estimado amigo:

     cuanta razón tenias cuando decias que en la tribu cofradiera sobraban "lágrimas de cocodrilo, meapilas y palmotazos en el pecho". Nunca mejor dicho, que en este mundo de sermones y pregones se "rejuntan" mas cainitas por metro cuadrado que descreidos del mismisimo "demonio". Fíjate si uno está astiado de los discursos cofradieros, que aún con el paso del tiempo, en la mejor supervivencia santera o en la mayor observancia cartuja o en el mas absoluto voto de silencio "pa´no meter la pata", se te ponen las mejillas repizcadas cuando te cuentan que hay cofradia(s) que cobran si quieres ver salir la procesión desde el interior de la iglesia, ¡¡ Señor, Señor, recogéme !!, a esto Arévalo le llaman "papeleta de sitio en el interior", ¡¡por cinco euritos!!, solo cinco y verás tan feliz la salida de tu "proce". ¿Que si esto es una costumbre de moda sevillana o malagueña o de la tierra de maricastaña?, pues no lo sé, pero si te digo que es una gilipollez como un templo de grande y un abuso de poder a los sentimientos mas puros de un cofrade o de un creyente. Y me dirás: "cabezón nunca terminarás de aprender", pues si, porque puedes entender que a un templo no pasen nada mas que los justos para organizar, para evitar gritos, para la intimidad, para el recogimiento, ¡¡pero rascarte la sobaquera por estar, manda huevos!!. Además ¿no crees que mercadear por estar en la casa de Dios es pecado?, estos que cobran ¿es que son los elegidos?, creo que el que solo se desea, solo verá.

     Hoy te cansineo con cosas de Semana Santa, todavia no entiendo como con tu verborrea, con tu conocimiento, con tu sabiduria, con tu voz, no te ofrecieron en su dia un pregón semanasantero. ¡¡Joer!!

    Vaya semanita, la Semana Mayor mas rara nunca vista, fué atípica en todo, la Clemencia volvió tras su pasos a escasos minutos de salir y a Jesús le ocurrió un tanto de lo mismo. Han surgido críticas contra el Hermano Mayor, por cierto se ha estrenado este año, críticas incluso antes de salir la estación de penitencia, si me preguntas porque no te sabria decir. No me gustaría nunca estar en su situación horas antes de salir a la calle. El, mejor que nadie y como buen jaenero, sabe la trama que tiene en sus manos, lo que conlleva manejar los sentimientos de los jaeneros unas horas por las calles de la ciudad. Hablar de Nuestro Padre Jesús en Jaén es saber del único punto de unión que tienen todos los jienenses, Imagino que asesorado y consensuado por la gente mas cercana supo decidir que si habia un atisbo sin goteos, la imagen mas venerada de Jaén debía salir a la calle y estar con el pueblo. Además intuyo, te repito intuyo, que estaba meditado y repensado que cualquier chispeo de agua iba a dar con la cofradia de vuelta a casa siempre en la misma madrugada, cerca de la Catedral y del entorno del mismísimo Camarín. Y eso es lo que pasó. Los minutos y el mal tiempo tras la vuelta le dieron la razón y entiendo no ha lugar a críticas.

     Por cierto, que bastante temprano el Camarín se abrió, los jienenses y no jienenses pudieron ver y contemplar la imagen del Nazareno y de su Madre sin mayor problema, ¿que si se cobró para entrar?, ¡vamos ni de broma!, creo que no pasaria por la mente lúcida de ningún cofrade de honor poner precio a la entrada.

     Por cierto, se que me dirás que en la Catedral, un Templo, se cobra por entrar, pues sí, a las horas que se ofrecen cultos, todas aquellas personas que lo desean pasan gratis, el resto de horas es un "bellísimo y grandíoso museo" que la gran mayoría de los jienenses no lo conocemos como deberíamos.

     Hasta otra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada